'Sin tiempo para morir' no es una película más de James Bond

El pasado 1 de octubre, se estrenó en cines la muy esperada película de James Bond, 'Sin tiempo para morir' (No Time To Die). Su estreno estaba previsto para 2020, pero la pandemia fue retrasando su exhibición poco a poco hasta ahora y se ha convertido en una de las películas más taquilleras en lo que va de año.


Pero no hemos venido aquí a hablar de cifras, sino de su historia, de su trama, de sus personajes. La película parte de una premisa muy importante: es la última entrega protagonizada por Daniel Craig después de 15 años, desde 'Casino Royale' (Martin Campbell, 2006), donde debutó a lo grande, superando incluso a su predecesor Pierce Brosnan.



Está claro que la responsabilidad es enorme y se espera que la trama de esta nueva entrega sea espectacular, que el personaje termine su historia a lo grande, como Craig se merece. Pues lamentamos deciros que eso no sucede. Por querer conseguir algo impresionante, esta película queda muy atrás en comparación con las demás. Su director y el reparto prometían que sería algo diferente a lo que se ha hecho y, por desgracia, lo ha sido para mal.



Los fans del agente 007 están sumamente decepcionados con la historia. Se esperaba una película más sobre James Bond, con acción, con romance, con trama en sí misma, pero no ha dado la talla.


Ahora, analicemos algunos aspectos que, para bien o para mal, han influido en nuestra crítica.


El personaje de Paloma


Uno de los datos más sonados desde el principio fue la participación de Ana de Armas, la actriz cubana-española que ya había actuado junto a Craig en 'Puñales por la espalda'.



En 'Sin tiempo para morir' interpreta a Paloma, una joven espía sin mucha experiencia en el campo, pero que pone más ganas que nadie. Podríamos decir que es de lo mejor de la película. Pero, ¿cuál es el problema? Su aparición tan fugaz. El personaje sale en pantalla alrededor de 10 minutos. Si esperabas una trama con ella, estás equivocado. Aun así, esos minutos son James Bond en estado puro.



Rami Malek, un villano fallido


Rami Malek, conocido por interpretar Elliot Alderson en 'Mr. Robot' y a Freddy Mercury en el biopic del cantante, ahora se ha pasado al lado oscuro. Interpreta a Safin, un hombre desdichado que ansía el poder. Hasta aquí pinta bien. ¿El problema? El propio Malik. Hay actores que no consiguen captar la esencia del villano, este es uno de esos casos.



La nueva agente 007


Sí, amigos. 007 deja su número. Ahora lo reemplaza Nomi, una joven agente algo prepotente al principio, pero que que al final se gana su número con creces, aunque sabemos que siempre pertenecerá a Bond. No hay datos sobre si Nomi continuará la saga, si tendrá más protagonismo en futuras entregas, pero es un personaje con muchos matices por desvelar todavía.



El final de la historia


Aunque la película cuenta con sus momentos de acción y hay partes en las que realmente engancha, el final de la historia, centrado en la heroicidad que precede a Bond, es la parte más soporífera de la película. Son alrededor de 20 minutos que intentan parecer intensos, pero que le quitan juego al personaje y lo vuelven muy aburrido. Todo para terminar de la peor forma posible.



'Sin tiempo para morir' no es nuestra película favorita de 007, pero te animamos a verla para que saques tus propias conclusiones. Al fin y al cabo, todos queremos a James Bond y siempre está bien verlo de nuevo en la gran pantalla.