20 años de 'El viaje de Chihiro'

"Nada de lo que sucede se olvida jamás, aunque no puedas recordarlo"

Sin duda, esta es una de las grandes citas de la historia del cine. Pertenece a uno de los mejores clásicos del cine de animación. Sí, nos estamos refiriendo a El viaje de Chihiro, el filme más representativo del Studio Ghibli y cuyo éxito se tradujo en multitud de premios, un enorme reconocimiento internacional, y la consagración de Hayao Miyazaki como uno de los cineastas más notorios en animación.


gif

Su estreno en Japón tuvo lujar en julio de 2001, pero en España no llegó hasta octubre de 2002. Te invitamos a conocer más de cerca a la ganadora del Oscar a Mejor Película de Animación.


¿De qué va la película?


El viaje de Chihiro cuenta la historia de Chihiro, una niña de diez años testaruda, protestona y mimada que se muda con sus padres. De camino a su nueva casa, la familia se pierde por un bosque que los lleva hacia un túnel. Movidos por la curiosidad, Chihiro y sus padres atraviesan el túnel llegando a una ciudad aparentemente abandonada. En ella, los padres son atraídos por el olor y la atractiva comida de los restaurantes.


Mientras sus padres comen con ansia, Chihiro explora el lugar hasta que es advertida por el misterioso Haku. Pero ya es demasiado tarde; los padres de la niña son transformados en cerdos. Para salvarles, Chihiro debe lidiar con la diabólica bruja Yubaba y sobrevivir en un mundo lleno de dioses y criaturas sobrenaturales.



¿Quién es el responsable de esta joya?


El principal culpable de la existencia y repercusión de esta película es Hayao Miyazaki, cineasta y fundador de lo que se conoce como el "Disney japonés", el Studio Ghibli.



Nacido en Tokio en 1941, ya desde su juventud empezó a mostrar interés por la animación al trabajar como intercalador en la empresa Toei Doga. En esa empresa, conoció a Isao Takahata, uno de sus principales socios y con quien fundó el Studio Ghibli.


Su primer largometraje como director fue Lupin III: El castillo de Cagliostro (1979) para el estudio TMS Entertainment. Tras el éxito de su segunda película, Nausicaa del valle del viento (1984) y con el deseo de liderar su propio estudio de animación, Miyazaki fundó en 1985 el Studio Ghibli. A partir de ahí, empezó a producir y dirigir películas como El castillo en el cielo (1985), Mi vecino Totoro (1988), Nicky, la aprendiz de bruja (1989), Porco Rosso (1992) o La princesa Mononoke (1992), siendo esta última la película más conocida de la compañía hasta el momento.



Tras el rotundo éxito de El viaje de Chihiro, Miyazaki se encargó de dirigir El castillo ambulante (2004), Ponyo en el acantilado (2008) y El viento se levanta (2013). Asimismo, también ha sido productor de otros proyectos del estudio.


Actualmente, se encuentra produciendo y dirigiendo una nueva película de animación (How Do You Live?), cuya fecha de estreno está aún por conocerse.


¿Cómo surgió El viaje de Chihiro?


El viaje de Chihiro tiene su origen en el proyecto fallido Rin, el pintor de chimeneas. Dicho proyecto estaba ambientado inicialmente en una casa de baños de Tokio tras el terremoto de 1923 y del cual se hicieron muchos bocetos e incluso se llegó a definir parte de la banda sonora.


No obstante, debido a que el proyecto era considerado complejo y contemporáneo, Toshio Suzuki convenció a Miyazaki para reorientarlo hacia algo que conectara más con el público infantil. Por ello, el director comenzó a escribir una sinopsis basada en el proyecto inicial que incorporase como protagonistas a una niña y a dos personajes malvados. Dicha sinopsis es la semilla de esta inolvidable película.


gif

¿Cómo fue el proceso de producción?


La producción de la película comenzó en diciembre de 1999. Miyazaki por entonces iba a hacerse cargo de diversas labores importantes aparte de dirigir la película; es decir, el storyboard, el guion, la supervisión de la animación, así como coordinar las distintas reuniones con los responsables de todos los departamentos y los plazos de entrega.


Teniendo un calendario muy ajustado de 18 meses para dar lugar al producto final, los meses finales fueron una auténtica quimera para Miyazaki y todo el equipo, puesto que todos estaban bajo presión y hubo demoras y algún que otro contratiempo.



De esta manera, uno de los principales problemas que tuvo Miyazaki en la producción fue la necesidad de acortar la película, ya que, según el primer boceto de guion, oscilaba las tres horas de duración. Esto y la inviabilidad económica que suponía hizo que se modificara y acortara la historia afectando, por ejemplo, al personaje Sin Cara, a quien se le dio más relevancia, y a un hipotético final en el que Chihiro y Yubaba librarían una especie de batalla mágica.



El tiempo de producción seguía transcurriendo y, a falta de seis meses para el estreno, la mitad de la animación estaba completa, por lo que se tomaron ciertas medidas. Una de ellas fue la contratación de un estudio coreano para completar trabajos de intercalado y procesos de color digital. De esta manera, se logró cumplir con el plazo previsto y se dio paso a la fase de grabación de las voces de los personajes.



¿A qué se debe el éxito de esta película? ¿Qué la hace tan especial?


Para responder a esta pregunta, es esencial tener en cuenta varios aspectos, entre los que destacan:

  • Su mensaje

El viaje de Chihiro tiene varios temas a destacar, puesto que estamos ante una película didáctica y moralizadora, aspecto esencial en las películas del Studio Ghibli.


En este sentido, el propio título de la película en castellano refleja uno de los mensajes principales: el viaje físico y espiritual que experimenta la protagonista con el objetivo de alcanzar un grado de crecimiento y madurez personal que marca el final de la niñez y el comienzo de la vida adulta. La aventura que vive Chihiro hace que deje atrás sus miedos, inseguridades y defectos para adquirir unas determinadas responsabilidades y compromisos que marcan ese cambio en la personalidad del personaje.



Por otro lado, la identidad de uno mismo es otro de los temas que sobresalen en la película, ya que se resalta la importancia de saber quién es uno mismo. Esto se refleja de manera simbólica en la ardua labor que tiene nuestra protagonista en conservar y recordar su verdadero nombre durante su estancia en la casa de baños.



Otro mensaje de la película es la conocida moraleja “La avaricia rompe el saco”, la cual se refleja en el personaje del Sin Cara durante su estancia en la casa de baños, donde empieza a engullir a todo el que se cruza en su camino tras obsequiar con oro a los trabajadores del lugar.


Aquí se refleja la codicia del ser humano en su afán por ser el más rico en comparación con otros seres, además de ser un rasgo característico de Yubaba, la antagonista de la historia.



  • La historia en sí misma

El viaje de Chihiro se caracteriza por tener una historia cíclica, es decir, empieza y acaba en un mismo sitio: la puerta del túnel.


El objetivo de Chihiro es claro: salvar a sus padres y retornar al mundo real. Pero también sobresale su conflicto interno y arco de transformación: pasar de ser una niña mimada, quejica y caprichosa a ser una persona responsable de sus actos y madura emocionalmente.


Para ello, se sirve de los personajes de su entorno, quienes la ayudan a conseguir ese objetivo. Chihiro es una protagonista completa, original y bien construida que enriquece al resto de personajes de la historia.


gif

  • Los personajes

Toda historia tiene sus personajes y en El viaje de Chihiro no iban a ser menos. En primer lugar, Chihiro se caracteriza, a diferencia de otros protagonistas, por ser una niña normal y corriente donde su capacidad de adaptarse y analizar la situación en la que se encuentra surge de su interior. Es por ello que, al estar ante una crisis, de su interior poco a poco surge su lado luchador más desconocido que le hace sobreponerse a cualquier dificultad que se le va presentando a lo largo del filme. En Chihiro no está la heroína perfecta, sino que, en palabras de Miyazaki, su encanto procede de su corazón y de la profundidad de su alma.



Haku, por su parte, es un personaje cuyo conflicto radica en la importancia de recordar el pasado y en el poder de la palabra, puesto que su identidad se halla bajo la autoridad de Yubaba. Ello hace que, de forma simbólica, se transforme en un dragón en determinados momentos del filme. Para el recuerdo queda la mágica conexión que tiene con la protagonista al final del filme y que revela esa relevancia en la identidad de uno mismo.


gif

Yubaba es la bruja que domina la casa de los baños. Es arrogante, exigente y avariciosa. Refleja una dualidad en la personalidad si tenemos en cuenta a su hermana gemela, la bruja Zeniba, que es prácticamente todo lo opuesto a Yubaba. Se trata de un buen ejemplo para distinguir entre villano y antagonista, puesto que en la mayoría de las películas tendemos a asociar ambas palabras bajo un mismo significado. En este caso, Yubaba es la antagonista de la historia pero no es villana porque, a pesar de poner en aprietos a Chihiro de cara a lograr su objetivo, no tiene ningún fin malévolo con la misma (es decir, matarla o destruirla). Esto hace que haya una difusa frontera entre el bien y el mal.



Sin Cara es uno de los personajes más atractivos del filme; es un ente misterioso sin pasado que se encuentra aislado y marginado en el mundo mágico. La amabilidad que muestra nuestra protagonista hacia él hace que muestre una debilidad hacia ella de forma recíproca. Pero eso desemboca en una situación de caos en la casa de baños donde la avaricia y la codicia condicionan a este enigmático personaje.



Bo es otro de los personajes a destacar. Es el bebé obeso y mimado de Yubaba, cuya experiencia con la protagonista hace que pase de ser mandón y quejica (lo que nos recuerda a la Chihiro inicial del filme) a ser autosuficiente y respetuoso.



  • El éxito y reconocimiento internacional

El viaje de Chihiro consiguió ser un éxito rotundo de crítica y recaudación en taquilla. El filme costó 19 millones de dólares y batió los récords de taquilla en Japón recaudando cerca de 275 millones de euros, llegando a convertirse en la película japonesa más taquillera del país por el momento. Su recaudación mundial asciende a los 355 millones de dólares y buena parte de su distribución internacional se debe en parte a John Lasseter, presidente de Pixar, quien impulsó la película en Estados Unidos favoreciendo la acogida de la película en el panorama internacional.


A todo ello se le unió una gran oleada de críticas positivas y sensacionales, lo que se tradujo en la consecución y reconocimiento de la película a través de multitud de premios. De entre todos ellos, la película lograría alzarse con el Oso de Oro a Mejor Película en el Festival de Berlín en 2002 y al Oscar a Mejor Película de Animación en el mismo año, ganándole la partida a películas como Ice Age, Spirit: El corcel indomable, Lilo & Stitch y El planeta del tesoro.



  • Los motivos para verla

Con el paso de los años, El viaje de Chihiro se ha convertido en un largometraje de animación de culto para los amantes del cine y en la película más representativa del Studio Ghibli, llegando a poner a la compañía en el panorama internacional y a considerarla como la gran alternativa a Disney.


Como ya hemos visto, su reconocimiento internacional con más de 30 premios oficiales a sus espaldas, las enseñanzas didácticas que desprende, la riqueza de los personajes y la cultura tradicional japonesa que envuelve al film son motivos suficientes por los que recomendamos encarecidamente ver esta obra maestra.


También hay que destacar su belleza visual, basada en el cuidadoso gusto por el detalle. Además, es una película que te invita a reflexionar y a sacar tus propias interpretaciones. A esto hay que añadirle su magnífica banda sonora, que nos ofrece preciosos temas musicales, desde Ano natsu he (“Aquel verano”) hasta Itsumo nando demo (“Siempre conmigo”), tema de los créditos finales de la película. En definitiva, todas estas razones hacen que esta película sea una auténtica obra de arte audiovisual.



Hasta aquí llega nuestro repaso a este tesoro cinematográfico. Esperamos que te haya gustado y que te anime a verla, si es que todavía no lo has visto. ¿Cuál es tu película favorita del Studio Ghibli?


Por Sergio Díaz Lacarra