Las producciones de bajo presupuesto más terroríficas

En muchas ocasiones, la calidad de una película no tiene que ver con la cantidad de dinero invertido en ella. Lo fundamental es tener una buena historia y, a partir de ahí, desarrollarla con los medios que sean posibles.


El cine del terror cuenta con superproducciones que nos asustan y nos encantan, pero muchas joyas de este género tal y como lo conocemos nada tienen que ver con cantidades ostentosas de dinero. Te desvelamos algunas de ellas que, posiblemente, te dejarán sin palabras.


La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968)


El clásico de los clásicos en el cine de zombies. Esta película de serie B sirvió de inspiración a todo el género del terror tal y como lo conocemos. Fue muy criticada por su violencia gráfica, pero lo cierto es que eso no fue impedimento para completar una saga con 5 películas más.



Está claro que la película no contó con un elevado presupuesto. Sus gastos supusieron un total de 114.000 dólares, pero la recaudación rondó los 30 millones. No es raro que diera pie a tres remakes de la misma historia. Si aún no la has visto, puedes encontrarla en sitios como Internet Archive o YouTube porque es de dominio público.


La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974)


Seas fan o no del género del terror, seguro que has oído hablar de esta película y del "hombre de la motosierra". Pero, ¿sabías que su presupuesto fue de 140.000 dólares? Como decíamos, si la historia es buena, el éxito está asegurado. La película recaudó más de 30 millones en Estados Unidos y ha tenido cuatro secuelas y un remake.



En La matanza de Texas, dos hermanos viajan con sus amigos a Texas para revisar la tumba de un familiar que había sido profanada, pero son atacados por una familia de caníbales. ¿Te atreves a verla?


Viernes 13 (Sean S. Cunningham, 1980)


Esta es, sin lugar a dudas, la película de terror más popular de la historia. La hayas visto o no, sabes quién es Jason.


Viernes 13 cuenta la historia de unos adolescentes que intentan reabrir un campamento abandonado y, poco a poco, van siendo asesinados por alguien desconocido. Una de las claves de la cinta es su ausencia de música, únicamente presente en los momentos en que sabemos que el asesino está presente, aunque no se le vea. Provoca una verdadera tensión en el espectador.



Su presupuesto giró en torno a los 550.000 dólares, pero su recaudación en las salas estadounidenses alcanzó la cifra de 39.700 millones. Te invitamos a verla, pero, si no estás convencido del todo, solo diremos que es un clásico de culto. Merece la pena, ¿no?


El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999)


El tema central de la película es el rodaje de un fatídico documental que acaba con la desaparición de tres estudiantes de cine. Mediante grabaciones "caseras", el realismo de los planos nos envuelven de lleno en lo que está sucediendo. Simplemente, es una obra maestra.



La genialidad de esta película provocó una reacción increíble por parte del público mundial, recaudando un total de 248 millones de dólares, convirtiéndose así en la película más exitosa de la historia del cine. ¿Lo más irónico de todo? Su presupuesto. Los gastos de producción no superaron los 60.000 dólares.


Saw (James Wan, 2004)


El suspense psicológico es clave en esta película. Saw contó con un presupuesto muy bajo (1,2 millones de dólares) en comparación con el éxito que le sucedió.



La película consiguió una recaudación de 103,9 millones de dólares y vino acompañada de 8 largometrajes más, convirtiéndose así en una de las franquicias más populares del cine de terror.


Rec (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007)


El cine español entra también en esta lista de la mano de Rec, un falso documental que sigue a dos periodistas atrapados en Barcelona por el brote de un virus mortal.



Aunque su presupuesto fue bastante reducido (2 millones de dólares) y no tuvo una gran proyección internacional, la película consiguió una recaudación de 32.500.000 dólares y tres secuelas más, así como un remake en Estados Unidos.


Paranormal Activity (Oren Peli, 2007)


Los fenómenos paranormales en una casa pueden ser perturbadores si sabes cómo narrarlos. Este fue el caso de Paranormal Activity.


La película contó con un presupuesto de 15.000 dólares y se estrenó el 4 de octubre de 2007 en el Screamfest Film Festival. No obtuvo popularidad hasta 2009, año en que estrenó en salas tras llegar a los ejecutivos de Miramax Films y Dreamworks. La película estuvo en manos incluso de Steven Spielberg, quien devolvió el DVD envuelto en una bolsa perjurando que estaba maldito.



Finalmente, Paramount Pictures adquirió los derechos del filme y, durante una exhibición para valorar posibles cambios de guion, muchas personas del público se marcharon de la sala porque estaban muy asustados. No era necesario hacer ningún cambio ni remake, tenían un diamante entre sus manos.


Paranormal Activity generó 193.400 millones de dólares y cinco películas más aparte de la original. ¿Te has atrevido a verla?


Annabelle (John R. Leonetti, 2014)


Continuamos con la muñeca diabólica más popular, Annabelle. Su historia toma como punto de partida la película The Conjuring (2013), donde ya aparecía esta muñeca poseída. Por tanto, Annabelle funciona a modo de precuela y secuela de la película anterior, contando qué sucede con ella antes y después de The Conjuring.



Pese a su presupuesto de 6,5 millones de dólares y las malas críticas, la película consiguió una recaudación de 256 millones. Impresionante, ¿verdad?


Y hasta aquí llega nuestro artículo. Seguro que en esta lista aparecen películas que no esperabas. Como te decíamos al principio: no importa la cantidad de dinero invertido, lo importante es la calidad de la trama. ¿Cuál vas a ver la noche de Halloween?